Espirulina origen, beneficios, recetas y más

La espirulina es una alga de color verde intenso que se utiliza para el consumo humano, como suplemento dietario. Hace un tiempo se viene usando en la alimentación ya que ayuda a cubrir muchos nutrientes que a veces carecen en nuestra dieta diaria. Se la conoce, principalmente, por su alto contenido de hierro. Esto quiere decir que es ideal para recuperar el cuerpo que ha sufrido de anemia. Con la mala alimentación de los tiempos modernos, es muy probable que no estemos recibiendo los nutrientes que necesitamos. Por eso es necesario incorporar en nuestra dieta esta maravillosa alga, conocida con el nombre espirulina.

El nombre espirulina se debe a que la alga tiene una forma de espiral. Hay algunas variantes biológicas que lo consideran procariota en vez de ser una alga. Esto quiere decir que se trataría de una bacteria, ya que sus células no poseen un núcleo separado y su ADN es de una sola hebra. Pero esto no está muy bien definido por la ciencia. Igual son datos que no hacen a la diferencia de los múltiples beneficios que posee.

Si se quiere buscar una alternativa como complemento alimenticio es bueno saber para qué sirve la espirulina. Para empezar la espirulina es un alga que crece en aguas poco profundas en distintas partes del mundo. Desde la antigüedad que se usaba para su consumo, ya que ofrecía una buena dosis de energía. En la actualidad se puede conseguir la espirulina directamente para su consumo. Si bien no tiene muchas contraindicaciones, se recomienda no consumir más de dos gramos por día.

Espirulina
Espirulina

Origen de la espirulina

Aunque recién ahora se está hablando de la alga espirulina, no es algo novedoso. Desde hace muchos años que se usaba en América. Se ha descubierto que los aztecas la consumían, ya que solían recogerla del lago de Texcoco. En Europa también se la consumía hace mucho tiempo. El país de España fue uno de los que la utilizó en la antigüedad, debido a su gran crecimiento en la laguna de Santa Olalla. A pesar de que no es originaria de España, se piensa la teoría de que haya sido trasladada por algún ave que la puede haber llevado en su cuerpo.

La alga espirulina sirve principalmente para consumo humando. También se la utiliza como colorante, ya que posee un color verde muy particular e intenso. Para su venta se la puede conseguir en comprimidos, que se toman con mucha agua para mejorar la absorción.

También viene en forma de polvo, que se lo puede consumir mezclado con jugos o en cualquier otra receta que uno quiera innovar. La particularidad es el color, su sabor no es muy intenso por lo que queda bien con cualquier comida, ya sea dulce o salada. Se la puede conseguir en cualquier tienda de comida naturista en su forma de comprimidos o en polvo. El polvo de espirulina se vende por gramos, con 100 gramos se obtiene bastante alga para el consumo de todo un mes.

Beneficios para el cuerpo

La espirulina contiene muchos nutrientes que son indispensables para el cuerpo. Con la vida moderna uno puede llegar a comer mal y no cubrir los nutrientes esenciales que necesita el cuerpo. Por eso el consumo de la espirulina es ideal para personas que llevan una vida agitada que requiere una dosis extra de nutrientes. Esta alga es una excelente fuente de vitamina A. La vitamina A es muy buena para ayudar en la formación de tejidos blandos y duros como lo son los dientes y los huesos. No es bueno tener un exceso de vitamina A, por eso se recomienda beber mucha agua cuando se toma espirulina para eliminar lo que no es necesario.

Contiene altas dosis de hierro, nutriente indispensable para transportar oxígeno en la sangre. Es muy probable que con la dieta moderna, uno no consuma el suficiente hierro y esto lo lleva a estar cansada y fatigado. Sirve para que nuestro cuerpo reciba la cantidad de hierro necesaria. Cuando se consume hierro de origen vegetal hay que consumir vitamina C para ayudar al cuerpo en su absorción. Por eso es recomendable tomar el alga con jugo de naranjas.

Beneficios para el cuerpo
Beneficios para el cuerpo

La espirulina sirve para adelgazar

Se ha comprobado en estudios recientes que la espirulina sirve para perder peso. Al ser una alga, cuando se combina con agua duplica su volumen, ayudando a llenar el estómago. Si se consume espirulina antes de las comidas, lo más probable es que uno coma menos luego. También sirve para subir el metabolismo, lo que provoca que uno pueda perder peso con más facilidad.

Si se combina la ingesta de espirulina con una dieta baja en calorías y una actividad deportiva, es muy probable que se consiga perder más peso del esperado. Además que ayuda a eliminar las grasas que suelen acumularse en zonas difíciles de quemar. Es muy importante beber mucha agua cuando se toma espirulina. De esta forma se facilita la absorción de todos sus nutrientes.

Formas de consumir

Hay muchos suplementos naturales para cubrir con las necesidades diarias de nutrientes. Las algas son una buena opción cuando se quiere optar por un suplemento que sea natural, libre de químicos extraños. Una de las algas más conocidas para su consumo es la espirulina. Hay algunas fuentes biológicas que la consideran  como un ser procariota, pero esto no está del todo verificado. Sin importar qué es la espirulina, uno puede estar seguro de que ofrece muchos nutrientes para el cuerpo.

Hay personas que van a las tiendas naturales buscando una opción para cubrir las vitaminas y minerales y piden alguna alga sin saber qué es la espirulina. La espirulina viene en diferentes presentaciones para tomarla. Puede ser en comprimidos de 500 mg, que se recomienda tomar antes de cada comida. Nunca hay que superar una dosis mayor de 2 gramos por día.

También se puede conseguir esta alga en polvo. Hay muchas personas que esquivan esta opción por su color verde intenso, ya que les parece un poco raro. Pero no hay que dejarse llevar por su color, ya que su sabor es muy suave. Es mejor mezclar el polvo de espirulina con jugos dulces para que su extraño sabor no se perciba mucho. Cuando uno se familiariza con su gusto, se puede acostumbrar.

Consumo del alga
Consumo del alga

Cómo tomar la espirulina

La espirulina viene en dos tipos de presentaciones. De cualquiera de las dos formas se debe tomar con mucha agua, para ayudar en la absorción de los nutrientes. Los comprimidos, en la mayoría de las marcas, son de 500 mg del alga. Se recomienda empezar tomando la primera semana dos comprimidos por día. Luego en la segunda tomar cuatro comprimidos. Y recién en la tercera semana tomar seis comprimidos, que es la dosis máxima de espirulina recomendada.

Es conveniente empezar a tomar de a pocas dosis de espirulina hasta ir aumentando la dosis final. Así le damos tiempo al cuerpo que se acostumbre a este nuevo producto y evitamos cualquier efecto no deseado. En todos los casos no se debe ingerir más de seis comprimidos por día, o su equivalente en polvo que serían tres gramos.

Dosis recomendadas

Si la persona realiza una actividad física es conveniente que tome el máximo de espirulina, es decir tres gramos por día. Ya que la espirulina aporta grandes cantidades de proteínas que son muy bien utilizadas cuando se hace deporte. También ayuda a mantener un buen nivel de energía, lo que la hace ideal para deportistas que hacen actividades muy exigentes.

En personas que llevan vidas sedentarias no es recomendable que lleguen al máximo recomendado. Una cantidad excesiva de espirulina puede llegar a ser perjudicial para la salud, sobre todo si no se queman las proteínas de forma inmediata. Por eso es bueno ir viendo de a poco qué dosis de se acomoda mejor según la necesidad.

Para personas que hacen una dieta vegana estricta, es bueno que consuma espirulina porque le va a cubrir las necesidad de hierro diarias y los aminoácidos esenciales. En este caso, por más que la persona sea sedentaria, puede tomar la dosis máxima sugerida. Pero debe estar muy pendiente de tener una buena hidratación. En algunas personas se han percibido síntomas de deshidratación por consumir espirulina. Estos síntomas son dolor de cabeza, mareos y nauseas. Pero no es nada grave, solamente hay que bajar la dosis y aumentar la ingesta de agua.

Cápsulas de espirulina
Cápsulas de espirulina

Recetas de comida con espirulina

Se pueden hacer unas deliciosas galletas de espirulina. Se necesitan 100 gramos de manteca, 100 gramos de azúcar, 300 gramos de harina, ralladura de un limón, un huevo y dos gramos de espirulina en polvo. Se mezcla la manteca, lo ideal es que esté blanda, con el azúcar. Luego se incorpora el huego junto con la ralladura de limón y la espirulina. Por último se va agregando la harina de a poco. Se forman las galletas con un cortador y se llevan al horno medio por 40 minutos o hasta que estén listas.

También se pueden hacer batidos energéticos con lo que es la espirulina. En una licuadora se licuan medio litro de agua junto a una manzana, una pera, un durazno, dos cucharas de miel y un gramo de espirulina. Este batido se puede tomar en el desayuno para empezar el día con toda la energía y nutrientes que ofrece esta maravillosa alga.

Se pueden hacer muchas comidas con la espirulina. Solo hay que tener imaginación y arriesgarse a utilizarla con las recetas que más le guste hacer.

Diferentes calidades

Cuando se quiere saber dónde comprar espirulina de buena calidad se puede buscar información en las tiendas de nutrición especializadas. Como suele ocurrir con muchos productos naturales, la espirulina puede estar adulterada para su venta. Esto significa que le agregan alguna sustancia para hacer más cantidad y poder obtener más ganancias. Por este motivo hay que tener cuidado cuando se la compra suelta porque puede estar rebajada con harina u otro producto. Esto puede ser peligroso para celiacos.

Podemos asegurarnos de estar comprando espirulina de buena calidad cuando compramos comprimidos que vengan de una empresa confiable. Hay varias marcas que se dedican a suplementos dietarios que venden comprimidos de espirulina. Al tener el respaldo de una marca confiable, podemos quedarnos tranquilos de estar comprando espirulina sin ninguna adulteración.

Otros artículos que te pueden interesar son el de las semillas de chía y el de mangostino.

Jugos
Jugos

Lo que hay que saber antes de comprar

Si no sabemos dónde comprar espirulina podemos buscar en internet alguna empresa que se dedique a su elaboración. Allí se puede encontrar muy buena información sobre su consumo. Además de que contamos con la garantía de calidad de una marca conocida. Se la suele vender en pastillas, junto con un prospecto donde indica toda la cantidad de nutrientes que aporta y la dosis recomendada por día.

Cuando se prefiere comprar la espirulina de forma suelta, hay que tener en cuenta algunas cosas. La textura de la espirulina es de un polvo muy fino que se apelmaza fácilmente. Tiene un color verde muy intenso. Si quieres puedes hacer una prueba de disolver un poco de espirulina en agua para comprobar su calidad. El agua se debe poner de color verde rápidamente.

Otro dato importante sobre la espirulina pura es su olor y su sabor. Tiene un olor muy parecido al pescado, pero no tan fuerte como él. Y su sabor también es más bien suave. Si la espirulina que compró no tiene olor, es muy probable que no sea pura o que ni siquiera sea espirulina. Recuerde que al ser un producto difícil de cosechar, tiene un precio medio elevado. No se deje tentar por espirulina muy económica porque lo más probable es que no sea pura.

Algunos efectos no deseados

Si bien no hay estudios que indiquen los efectos nocivos sobre la espirulina, hay personas que dicen haber sufrido algún efecto colateral. En ciertas personas produce estreñimiento y la sensación de la boca seca. Esto se debe que al tomar el alga deshidratada suele absorber todos los líquidos que uno tiene el cuerpo. Por eso se recomienda beber grandes cantidades de agua durante el día si se consume espirulina.

Puede provocar mareos y dolores de cabeza. Estos síntomas no se sabe muy bien por qué son producidos. Pero en este caso se recomienda bajar la dosis de espirulina. En el caso de que los síntomas continúen se debe dejar de tomar y consultar al médico.

Contraindicaciones
Contraindicaciones

Contraindicaciones generales

Para las personas que tienen hipotiroidismo o hipertiroidismo no es recomendable tomar espirulina. Ya que contiene una pequeña dosis de iodo que puede llegar a alterar la glándula tiroides. Por eso en el caso de que se quiera tomar la espirulina, lo mejor es consultarlo con el endocrinólogo.

La espirulina está contraindicada para personas que tienen presión baja.  A pesar de ser muy buena para regular la presión, en personas hipotensas puede hacer que le baje mucho la presión y llevarlo a un desmayo. En estos casos, cuando se toma espirulina, hay que controlar la presión a diario. Si se ve que está bajando, lo mejor es dejar de tomarla por un tiempo y luego volver a tomar pero en pocas dosis.

Para mujeres embarazadas y niños de corta edad la espirulina no es recomendada. De todas maneras se puede consultar a un profesional de la salud si se la quiere incorporar en su dieta. También está contraindicada para personas que sufren de insuficiencia renal. Esto se debe a que la espirulina carga al cuerpo de proteínas y los riñones necesitan hacer un esfuerzo extra para poder limpiar al cuerpo de tanta proteína. En estos casos se recomienda tomar la dosis mínima y beber mucha agua, dos litros y medio como mínimo.

Precio

En el mercado podemos encontrar muchos productos que son muy buenos como suplementos dietarios. Pero la espirulina es un producto que se destaca. Ya sea para mejorar la nutrición o para adelgazar esta alga es la mejor debido al precio de la espirulina. Es bastante económica si se la compara con otros productos del mercado que contienen sustancias desconocidas y encima caras. Muchos productos para adelgazar pueden ser dañinos para el cuerpo, pero la espirulina es muy sana.

Facebook Comments
Califica esta publicación

Un comentario sobre «Espirulina origen, beneficios, recetas y más»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *